viernes, abril 15, 2011

Mamá, me aburro


Conversacion entre el niño número 1 y su hermana (niña número 2) un día cualquiera en el parque de al lado de casa.
Niño número 1: ¿Jugamos a un juego?
Niña número 2: Yo voy a jugar a la pelota.
Niño número 1: No podemos, la pelota es de básquet.
Niña número 2: ¿y que? (eso, eso ¿y que?, digo yo).
Niño número 1: Que no podemos jugar con esa pelota porque no hay canastas.

Cuando consigo recomponerme y volver a ensartar los ojos en sus órbitas y cerrar la boca me viene a la cabeza una imagen de mi infancia de cuando debía tener entre 8 y 10 años en la que los niños de mi clase hacían pelotas con papel de plata o con trozos de papel y celo para poder jugar a futbol en los tiempos de patio. Nadie les contó que sin porterías no se podía jugar a futbol.
¿Dónde queda todo eso?. ¿Son mis niños que están estropeados o es en general que los niños de hoy en día no saben jugar?.Si no tienen todos los artilugios y todos los aparatejos para jugar ni siquiera lo intentan.
Trabajo en un colegio, o sea que perspectiva no me falta (creo yo). Y es muy triste tener que enseñarle a un niño a saltar a la comba, al elástico, a las canicas, porque ellos no saben.
Ellos solo saben jugar con la tele, con el ordenador, o con la consola (en el caso del niño número 1, por ejemplo).
Durante mucho tiempo pensé que eso era cuestión de la personalidad de cada uno. Cada vez que el niño número 1 me decía que se aburría intentaba darle opciones, pero no jugar con él porque pensaba que así le estaba fomentando a usar  su propia imaginación, que jugara a otros juegos.
Funcionó durante un tiempo. La solución más sencilla para que no se aburriera era tan simple como decirle a que tenía que jugar. “Ahora haces un puzle” y él iba y hacía un puzzle. “Ahora juegas con los coches” y él iba y jugaba un rato con los coches.  A mí me resultaba hasta cómico, pero funcionaba.
Al mismo tiempo se me caía la baba viendo a la niña número 2 con dos o tres añitos jugando a las cocinitas ella sola, haciendo espaguetis o macedonia y confirmaba aún más mi teoría de que lo de saber jugar era cuestión de la personalidad de cada uno. Pero la cosa ha ido evolucionando y ahora la nena hace lo mismo que su hermano.
Tiene su cuarto lleno de juguetes que no emplea, lleno de muñecas que no usa, de “trastos” que le da igual que tire porque no los va a echar de menos. Yo hubiera sido feliz con la mitad de las cosas (y yo tuve bastantes).
Son eternos aburridos, consumistas sin remedio y desagradecidos económicamente.
Me cansé de ver como rompían las cosas porque sí, y las charletas y conversaciones no servían de nada. Les obligué a pagar  de su paga las cosas que rompían o que no guardaban y se acababan rompiendo  y no solucionó demasiado porque tampoco saben muy bien para qué sirve el dinero sino es para gastarlo. Entonces les da igual gastarlo en eso o en otras cosas.
Ahora creo que no es cuestión de la personalidad de cada uno, ni lo que le enseñemos sino que es cuestión del entorno. Los niños de ahora, en su mayoría son así y es una pena, pues no saben lo que se están perdiendo.


16 comentarios:

  1. Pues estoy contigo... es un tema al que no paro de darle vueltas. Tengo dos nenas, la pequeñita es aún un bebé pero con la mayor ya estoy en esa lucha. Tiene una habitación demasiado abarrotada de juguetes para mi gusto y al final yo creo que ve tanta cosa que no sabe con qué jugar... se desorienta... o lo saca todo a la vez o directamente se va a jugar a los trenes con las sillas del comedor o a casitas con las mantas y los cojines del sofá. O sea, que al final veo que a ella le sale jugar con su imaginación...Mi madre una vez me dio un consejo. Guárdale un montón de jueguetes en cajas, que no los vea y cuando quiera jugar con ellos q los pida. Sinceramente creo q es un poco culpa nuestra. No es educativo tanto tener con tan corta edad. Nosotros no teníamos ni un cuarto de las cosas que tienen ahora y usábamos la imaginación y a nuestros hermanos para jugar.
    Aún recuerdo yo las tardes enteras que nos pasábamos jugando a las muñecas en casas imaginarias o las carreras de chapas por el pasillo. En fin...por mucho q lo intentes nunca sabes si lo estás haciendo bien... besos

    ResponderEliminar
  2. Pues si pero bueno también tu niño numero 1 empieza a entrar en esa edad un poco más complicada y pasa que las cosas que hasta ahora le entretenian ahora le aburran... De todas formas estoy de acuerdo contigo, pero también hay estamos nosotros para enseñarles que hay otros juegos, que no están tan de moda pero que son muy divertidos, así que ellos al menos tienen la suerte de tenerte a ti que les das otra vision. Por cierto que guapos, los dos mayores (al peque ya lo habia visto y te he dicho que es precioso). Un besito fuerte

    ResponderEliminar
  3. Me parece muy complicado lo que estás contando, yo aún no estoy en esa fase, pero me lo he planteado muchas veces, cómo es la mejor manera de hacer las cosas para que no queden enganchados en la consola?, hay que tirarse al suelo y jugar con ellos?, pero si siempre hicieras eso corres el riesgo de que no sepan distraerse solos o enrollarse con sus cosas como hemos hecho todos, muchos juguetes? pocos? la verdad es que llegar al término medio es muy complicado...

    ResponderEliminar
  4. La culpa es del entorno sí pero nuestra también, mi hijo que hoy cumple 34 meses tiene también el cuarto abarrotado de juguetes, hijo único y nieto único, imagínate, y ahora cada vez que le regalan algo casi me enfado porque total él acaba jugando con cualquier cosa y no quiero que pierda eso.

    ResponderEliminar
  5. Pues por un lado creo que el tener exceso de juguetes hace que no sepan con qué jugar, y el mío también tiene ya demasiados.
    Yo con mi hermano pues pocas veces hemos jugado juntos la verdad porque a él le gustaba jugar al fútbol y a mí a la comba y muchas veces nos aburríamos y cansábamos a mis padres con lo de me aburro, pero no porque no supiéramos como jugar a las cosas sino porque no teníamos con quien jugar a lo que nosotros queríamos en ese momento.

    ResponderEliminar
  6. Creo que la culpa es de nosotros, que les compramos montones de cosas que nunca usan porque tienen otras que tampoco usan... y se nos olvida lo que es jugar con una caja vacía...

    ResponderEliminar
  7. Estoy totalmente de acuerdo. Creo que esta cantidad de juguetes que tienen hoy en día les limita la imaginación. A mi hijo, como a todos, parece que los juguetes le llueven del cielo, la semana que viene va a ser su santo y el día de Pasqua también recibirá regalos de sus padrinos y yo ya tiemblo. Lo que hago es tenerlos guardados y dejar sólo en su zona de juegos una mínima parte. Los voy cambiando y así parece que les hace más caso, aunque de momento aún se entretiene con cualquier caja de zapatos. es complicado.
    Un saludo

    ResponderEliminar
  8. Jooo que negativa te has puesto!

    A ver, en parte tienes razón, los niños "de ahora" parece que no tinen tanta imaginación como los de generaciones anteriores. Pero... te puedo asegurar que yo, que vivo en un pueblo (mucho bosque de Endor pero no deja de ser un pueblucho)a los niños ya se les empieza a ver con las bicis por los caminos, o saltando las vallas para coger frutos con los que hacer guerras de tirachinas (y ya de paso jodernos a los dueños de los arboles la produción)o esperando a que la acequia vaya llena para tirar a alguno en ella (si, les da igual eso de la hipotermia).

    Por ello te digo, que sí, que vale, pero que les des algo de cancha y un poquito menos de tele (o de consola) y ya verás como salen niños sanotes.

    ResponderEliminar
  9. Concuerdo con Leia. Es que tal vez los exponemos a ese tipo de entretenimiento a edades muy tempranas, cuando aún no controlan la avalancha de estimulación que traen consigo la tele, los video juegos, el intertet, por eso se enganchan.
    Eso le ha pasado a mi hijo de 1 año y medio conla tv, en cuanto terminamos de hacer alguna actividad apunta a la tele, pero yo cometí el error de ponerlo a ver un programa para darme tiempo de hacer otras cosas. Ahora me estoy aplicando en que deje de ver la televisión como primera opción para entretenerse.
    Y como dice Leia, tal vez todo está tan a la mano que no tienen por qué tomarse la molestia en pensar en otra cosa.
    Saludos, Elena. Están lindísimos tus hijos.

    ResponderEliminar
  10. Es culpa del entorno y tambien nuestra. Nosotros le llenamos la casa de juguetes, y esto a mi me encanta, sin embarog pienso q hoy por hoy hay muchos juguetes que ayudan a despertar la imaginacion y los estimulan de otras formas, y tambien se entretienen con otros medios. Todo evoluciona es lo q creo.

    ResponderEliminar
  11. TOTALMENTE DE ACUERDO, YO HACE TIEMPO RESTRINGI EN CASA LA ENTRADA DE JUGUETES PORQUE SOLO LES HACEN CASO UN RATITO LUEGO YA ESTAN ABURRIDAS OTRA VEZ. LES HE ENSEÑADO A JUGAR AL TEJE (DE HECHO LES PERMITO QUE PINTEN CON UNA TIZA EN EL PATIO), A JUGAR AL ELASTICO Y A LA COMBA, A POLICIAS Y LADRONES,RESCATE, ESCONDITE ETC, Y ASI SE PASAN LAS HORAS.SUPONGO QUE ES UNA VENTAJA EL QUE SEAN TRES, Y CLARO LA QUE TENGA SOLO UNO LO TIENE MAS DIFICIL PERO SEGURO QUE ENCUENTRA MANERAS DE ENTRETENERLE.
    BESOSXXX

    ResponderEliminar
  12. Jo, es muy difícil educar a nuestros hijos en una gran ciudad. Mi hijo tiene 2 años y a parte que le fabrico juguetes y la mayoría son de reciclaje; voy eliminando los que van acumulando polvo sin pena ni gloria, y con los peluches podéis hacer pufs. Muchos juguetes los tiro sin más ni más (reciclaje de juguetes) y otros los reparto por los pueblos en los que veraneamos y nos juntamos con más primos de la edad de mi hijo.
    ültimamente me piden que regalar a mi hijo y una buena idea es decir que os regalen cuentos o material plástico (nunca hay bastante).
    Hay un libro muy bueno que leí de la biblioteca (http://www.agapea.com/libros/NInOS-QUE-QUIEREN-TENERLO-TODO-isbn-8489778213-i.htm), es buenísimo y da muchas ideas para economizar y enseñarles a ahorar y a administrar su dinero. Una cosa que va siempre bien es salir una vez a la semana de picnic, en plena naturaleza y sin ningún juguete se espabilan y aprenden a que a veces no hay juguetes.
    Yo no le pongo la TV solo vídeos infantiles (me he dejado una pasta), pero el decide que vídeos ve en cada momento sin depender de la programación o de la publicidad. A parte son vídeos bonitos, igual no están de moda, pero son del agrado de todos los miembros de la familia... Mary popins, los hermanos koala, etc.
    Creo que hay cosas que se pueden remediar... tengan la edad que tengan nuestros hijos.

    ResponderEliminar
  13. Hola vengo desde el blog http://mamiteayudo.blogspot.com/ a conocerte. Enhorabuena por tu blog y por el nuevo retoño!! Tambien soy madre de familia numerosa y he de reconocer que a veces es exasperante pero otras veces es muy enriquecedor.

    Para la eterna pregunta de Mami me aburro encontré esta solución: http://mamiteayudo.blogspot.com/2010/07/mami-me-aburro.html

    Espero que te sirva. Y mucha suerte en este fantástico viaje:)

    ResponderEliminar
  14. Bueno, bueno.
    La verdad es que todas la ideas que habéis dicho, después de casi 12 años creo que ya las he probado todas.
    He probado de esconderle los juguetes, de tirárselos incluso cuando no los recogen o cuando veo que no los emplean para que no se le acumulen, he probado (de hecho, eso todavía está en vigor) lo de restringirle el ordenador, la tele y las pantallas. En mi casa entre actividades extraescolares, deberes y que les pido que estén un poco con la familia solo tienen 1 hora para elegir con que pantalla jugar, el resto del tiempo deberían jugar a otras cosas, pero no lo hacen porque no se les ocurre a qué. Entonces se ponen a deambular por casa, a molestarse el uno al otro, a molestarnos a nosotros, etc...
    Lo de demasiados juguetes, es verdad que hoy en día suele ser lo habitual cuando son pequeños, pero el niño número 1, que el mes que viene hace 12 años ya tiene sus gustos definidos y no acumula tantos juguetes, tiene algún juego de mesa que comparte la propiedad con su hermana, construcciones, puzzles, libros y chorraditas varias que el elige como cromos o los minimonopatines estos que se han puesto ahora de moda, pero tampoco tiene su cuarto abarrotado de juguetes como antes. Somos pocos de familia, por lo que no viene un aluvión en cada cumpleaños y como el ya elige lo que quiere se suele pedir juegos para la consola (a la que solo puede jugar una hora al día)así que ya no acumula tanto. Aún así, se aburre.
    Yo les he enseñado todos los juegos que recuerdo de cuando era pequeña, y yo sabía muchos, les he enseñado juegos con la pelota, escondites, pilla-pillas en varias versiones, combas, canicas, y un montón, y lo cogen con entusiasmo, pero a los 10 min. ya se han cansado (yo no lo entiendo). Tenemos un patio en casa comunitario y ya les doy libertad para bajar ellos solos un ratito y estamos en las mismas, a los 10 min. están en casa otra vez.
    Hago muchas manualidades con ellos, cosemos pintamos, y hemos hecho juguetes, pero no tienen constancia y en seguida se cansan.
    Lo del bote para cuando se aburren es una idea que pondré en práctica, pero aún así he probado a decirles directamente a que tienen que jugar, sin opciones y lo dicho, 10 min.
    A los que tienen los niños pequeñitos es verdad que no pasa tanto, o a mi no me paso hasta que cumplen unos 4 años y la verdad creo que he probado todo para fomentarles un poco la imaginación y las ganas de jugar, será que los mios están estropeados, jajaja.

    ResponderEliminar
  15. totalmente de acuerdo,tienen tanto que no lo valoran.Yo me he propuesto no ccomprarle todo lo que me pida pero siempre el abuelo o la tata que salen corriendo y si hace falta se lo compran a escondidas para que no les regañe,la culpa es nuestra.ahora se me plantea un problema...siempre he dicho que tardaria en comprarle una videoconsola para que no se dejara la vista en la dichosa pantallita antes de tiempo pero ahi viene el problema:y cuando sus compañeros hablen todos del videojuego de moda y el mio no sepa ni lo que es??los niños a ciertas edades son crueles y tienen que luchar por permanecer integrados y no quiero ser yo la que lo ponga en esa tesitura.como hacerlo??a veces pienso que me iria a un pueblo perdido en la sierra para criarlos de otra manera pero...es que los puedo criar en una burbuja??sera mejor que vivan lo que tengan que vivir y yo les ayudare como pueda.Les ha tocado vivir en el consumismo.

    ResponderEliminar
  16. Lo de los 10 minutos que les pasa puede asociarse con algo llamado "Cultura del microondas". Tanto los niños de hoy como muchas veces nosotros, estamos acostumbrándonos a tenerlo todo rápido y ya, que nos haga felices y nos deje satisfechos. Yo era la divina impaciente y con los años y un marido ansioso he tenido que ser la que ponga paz y tranquilidad. Estoy a punto de tener un hijo (el primero), así que espero no perder el punto de vista de la paciencia para intentar transmitírselo a él.

    Un saludo. Buen blog :)

    ResponderEliminar

Gracias por tus comentarios !!!

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...