viernes, marzo 16, 2012

La foto/historia de Cintia



Muchas conocéis esta foto de sobra porque es la cabecera de mi blog, pero no os he explicado lo que significa para mí. Esta es la primera vez que estaban juntos mis trillizos en su cuna del hospital, ya habían salido los tres de la incubadora, y estaban en cunitas y en pocos días nos los llevamos a casa. Esta es la foto de su primer cumplemes y cada vez que la veo en la cabecera de mi blog la miro unos segundos recordando lo duro que fue aquella época y a la vez dando gracias a Dios de lo maravillosos que son mis hijos y lo bien que han evolucionado, que ya los tengo a los tres andando por la casa. 

El tener trillizos ha sido la experiencia mas dura de mi vida sin duda, pero también la más gratificante y emocionante. Las que sois mamis ya sabéis lo que significa esto, pues creo que es el triple de difícil pero también el triple de satisfactorio. Hace 15 meses de esta foto y no puedo ser mas feliz, mis niños han llenado mi casa de juguetes, de galletas pegadas al suelo, de chupetes escondidos, de pañales malolientes, de risas, de lágrimas, de mocos y babas! Son tres personitas muy diferentes entre ellos, se quieren y se pelean, de dan besos y mordiscos, se persiguen gritando de emoción, parlotean en su idioma, se dan de comer, se pasan los chupetes, se acarician el pelo...tienen una relación tan especial entre ellos que ser observadora de esto me hace sentir privilegiada. 

Ha sido duro, el día de esta foto estaba radiante de felicidad porque por fin me los llevaba a casa, y no sabia la que me venia encima. En el hospital me ayudaban las enfermeras, pero en casa estábamos mi marido y yo solos. La situación me supero muchas veces, cuando se dormían me quedaba llorando, cuando lloraban todos lloraba yo también, cuando dejaban de respirar mientras comían lloraba histérica golpeándoles el pecho para que volvieran en si, cuando me despertaban por la noche para comer lloraba de sueño...quizá eran las hormonas pero lo pase fatal hasta el punto de sentir que no era capaz y que no podría con ello. Mi marido dejo de trabajar, no por voluntad propia pero a mi me vino muy bien. Hicimos turnos y el se ocupaba de los niños por las noches y yo por el día, le tomaba el relevo a las 6 de la mañana y me acostaba a las 10 de la noche. Esto supuso un gran cambio para mi, el dormir 8 horas al día fue mi salvación, seguía siendo muchísimo trabajo pero se hace de otra forma cuando estas descansada, los niños fueron creciendo y cada vez dormían más, hacían más monerías y todo fue mejorando, nosotros nos hacíamos más experimentados y teníamos la situación controlada. Lo malo que al no trabajar mi marido sin cobrar paro ni nada la situación económica nos asfixiaba. A los 5 meses mi marido encontró trabajo, gracias a Dios, los niños ya dormían toda la noche y yo ya podía con ellos sola. Ya forman parte de mi vida, vivo para ellos, me dedico a ellos en exclusiva y no tengo intención de trabajar fuera de casa mientras ellos me necesiten sea el tiempo que sea. Soy feliz gracias a estos tres bichines hasta limites que no podía imaginar cuando no era madre y cuando veo esta foto al recordar los tiempos difíciles solo puedo pensar que todo ha merecido la pena y volvería a pasar por lo mismo sin dudarlo.

10 comentarios:

  1. Enhorabuena por esos tres peques! A disfrutar a tope de ellos!

    ResponderEliminar
  2. Cintia, que te puedo decir... que me encantan tus nenes mofletudos jejejeje. Muchos besos.

    ResponderEliminar
  3. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

    ResponderEliminar
  4. Cintia, como mamá de una gran prematura te entiendo bastante bien, pero no imagino lo complicado que es cuando son tres.

    Te felicito, de corazón, y la chiqui y yo les mandamos un fuerte abrazo.

    Ojalá estuviéramos cerca para llevarlos al parque juntos! tienen casi la misma edad :)

    ResponderEliminar
  5. Lo tuyo es valor! eres una valiente :)
    Un besazo

    ResponderEliminar
  6. Me lo puedo imaginar porque ya es muy duro criar a un bebe solo cuando sale peleón imaginate a tres.
    Pero fijate todo pasa, yo los tienes echos unos chavales con 15 meses, ya pasó lo duro, ahora pues ir campeando el asunto.
    Un besito y la foto es PRECIOSA. amelia.

    ResponderEliminar
  7. En casa debeis tener sequia, porque teneis tres soles que son para comerselos. Felicidades por tus bichitos, si a muchas de nosotras nos hubieran venido tres de golpe nos da algo.

    ResponderEliminar
  8. Te sigo en tu blog!!! Me parece que has pasado unos momentos muy dificiles, yo me pongo en su situacion y se me haría un mundo pero han dado con unos padres geniales y tu estas dedicada en cuerpo y alma y es lo que hace que sigais adelante, luchando, sobreviviendo y disfrutando cada día. Es un lujo contar con esas tres preciosidades a diario. Besitos guapa.

    ResponderEliminar
  9. me encanta esta historia, ya me imagino que habrá sido durísimo al principio! ya es duro un bebé solo... no conozco tu blog, como es para visitarlo? un saludo

    ResponderEliminar
  10. Ooooh! Que sorpresa! no sabia que se había publicado!He estado de viaje justamente desconectada y no pensé que se publicaría tan rápido porque lo mandé tarde. Bueno que gracias por vuestros comentarios, que siento haber estado desaparecida y no contestaros antes! Gracias Elena!!!
    Y sólo puedo deciros que fué díficil y duro, pero sólo cuando me pongo a contarlo lo recuerdo, el resto del tiempo he perdido esa sensación. Es raro pero es así, es como que los malos momentos se borran y sólo quedan los bueno, gracias a Dios. También deciros que cualquiera puede, desde fuera da miedo y parece que una misma no es capaz, pero luego sacas fuerzas de donde sea, yo siempre me he considerado una floja y me mareo hasta cuando me saco sangre y lloro hasta con algun anuncio de la tele, así que no soy más fuerte que nadie, simplemente me ha tocado a mi, y cuando te toca algo, pues apechugas y sales como sea. Un besito a todas os seguiré la pista!

    ResponderEliminar

Gracias por tus comentarios !!!

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...