martes, junio 12, 2012

Mi vida en francés

Mi marido dice que tengo mala suerte, pero lo cierto es que todos los esfuerzos que hago para aprender francés (que reconozco que no son demasiados) se ven frustrados de una manera o de otra.
Por ejemplo, me costó mucho encontrar unas clases que me fueran bien y que las encontrase útiles, pues a pesar de la amplia oferta que tiene el estado de francés para extranjeros, como son casi gratis cuando iba me encontraba a un grupito de gente con ganas de divertirse y de hacer jaleo y no con ganas de aprovechar la clases (y la profesora que se unía, por supuesto) y yo, que tengo que dejar a mis cuatro niños con papá, que tiene que dejar de trabajar para poder quedárselos, pues quiero que por lo menos las clases merezcan la pena.
El caso es que como ya digo, encontré unas, (de pago, que es lo que hay que hacer cuando quieres que algo sea bueno), solo había una compañera más, así que casi eran clases particulares, y aunque solo iba una vez a la semana, yo creía que iba avanzando...pues el caso es que la profe ha decidido que no le sale a cuenta y que suspende las clases, por lo menos hasta el curso que viene o hasta que se apunte alguien más. Apuntarme a otras clases a estas alturas no vale la pena, pues en julio y agosto todo se suspende y por un mes es mucho lío.Así que me he quedado sin clases, como el que se quedó sin abuela.

Pero yo soy cabezona y me decidí a comprarme un libro en Amazon, para poder hacer cosas en casa, que quieras que no, mi marido es francés y puede enseñare algo.
Pues además de que el librito en cuestión tardó un siglo en llegar cuando lo hizo resulto no ser un libro, sino un cuadernillo, así que me ha durado dos tardes (snif, snif).
Pero no queda ahí la cosa. Ya llevamos seis meses aquí y me voy atreviendo a hacer cosas que antes no me atrevía, como pedir algo en alguna tienda, ir a la peluquería yo sola, pedir hora en la consulta del dentista...cosas simples, pero son pequeños pasos y yo me siento orgullosa.
El caso es que, obviamente no lo entiendo todo y me encuentro con la gente más ceporra y menos empática del universo. Pues ¿que haríais vosotros si habláis con un extranjero y no os entiende lo que decíis? Hablar más despacio, decir menos palabras, emplear los gestos.
Aquí no. Me dicen....
- Guachi, guachi, guachi, uh?
Y yo digo:
- Pardon - O lo que es lo mismo - Ein?
Y ellos vuelven a decir:
- Guachi, guachi, guachi, uh?
A la misma velocidad, con la misma vocalización y con las mismas palabras a ver si me ha venido la inspiración divina de repente. Así que es un poco frustrante.
A mí que me habían contado que las personas, por naturaleza son curiosas, comprensivas y colaboradoras cuando se trata de hablar con alguien que hace esfuerzos por entenderte y por hablar tu idioma, que apenas conoce, pero aquí parece que se han saltado ese paso.

A pesar de todo es a veces gracioso ver lo mal que lo pasan, como sufren porque no les entiendes aunque no hagan ningún esfuerzo porque eso ocurra y te encuentras que la gente reacciona de distintas maneras, o te ignoran directamente, pasan la pelota a algún compañero y que se coma él el marrón o resoplan, bufan y hacen aspavientos ante tu cara de "eing" pero pasan a otra cosas y allá te las compongas.

Lo que me mata, lo que si que me resulta frustrante del todo es cuando sí les entiendes, cuando sí les contestas y les haces gestos y les explicas en francés chapurreao y en español básico y aún así no te creen (deben de pensar que soy imbécil y no se lo que digo) y llaman por teléfono a algún compañero que recuerda que sabe español para que te explique lo que tu ya sabes y le responda a la otra lo que tú le acabas de decir.


13 comentarios:

  1. Pues yo estoy mas o menos como tú, con ganas de aprender más, pero con los peques en casa es imposible y el ratilllo libre que tengo cuando duermen es al medio día y no me apetece ponerme.

    La gente en su país es muy suya pero luego cuando van al nuestro si quieren que los tratemos como reyes, menos mal que aquí son muy pero que muy agradecidos. Pero como en todos sitios hay de todo.

    Pues mira yo te aconsejo que te tomes el verano de relax y en septiembre haz como los peques, vuelta al cole.
    Eso intentaré hacer yo, veremos a ver.

    Besillos, Elena

    ResponderEliminar
  2. Es que el francés es complicado hija, yo he estado alguna vez de vacaciones por la France y oye mira que hablo catalán perfecto y dicen que es parecido pero yo no me enteraba de nada... horror!!!

    ResponderEliminar
  3. ¡Cómo me suena eso! jajajaja. Yo todavía no sé árabe así que por aquí me apaño con el francés para casi todos y con el italiano concretamente para mis suegros, que saben francés mejor que el italiano, pero es que mi pronunciación en francés es penosa jajaja.

    En youtube puedes encontrar videos muy útiles, pero que te eche una mano maridín porque la mayoría que hacen estos videos son personas latinas y a veces pronuncian a su manera.

    Besotes!!!

    ResponderEliminar
  4. Para mi eres una valiente, sobrevivir en un pais sin saber su idioma es de valientes, y mas con las necesidades de los cuatros niños... La verdad que ha sido una pena lo de las clases, a ver si encuentras algo para el verano, alguna actividad que te obligue a hablar con gente y asi por lo menos vas haciendo oido... Yo estudie algnos años en el Liceo Francés de Valencia... y ya verás como es fácil...

    ResponderEliminar
  5. Ay, Elena, los franceses son muy suyos, ¿verdad? Lo bueno es que cuando aprendes el idioma, y lo tuyo será en breve, lo aprecian mucho mucho y te sentirás genial. Porque los franceses son como los españoles: lo de los idiomas no son su fuerte. ¡Animo, que al menos es un idioma precioso!

    ResponderEliminar
  6. Pues te entiendo...encontrar un curso de idioma no es nada facil, y lanzarse a la aventura del idioma lleva su tiempo.
    animo!!

    ResponderEliminar
  7. No sabes como me has recordado mis primeros pinitos trabajando en inglés, pero yo lo tenía más fácil, que aun no tenía que dedicarle el tiempo a mis "churumbeles"

    ResponderEliminar
  8. Hola!
    Acabo de conocer tu blog y me ha encantado.Yo soy española y actualmente vivo en Brasil. Mi marido es francés y yo viví 5 años con él en la región de Nantes.El año que viene, después de 6 años aquí volvemos para alli... . Aqui doy clases de francés y español, asi que tengo algunos libros que te podría enviar por correo electrónico, y unas cuantas páginas con ejercicios muy buenos...Yo solo me acuerdo de haber tenido un problema en ser española una vez, concretamente en la ANPE, que es lo mismo que el INEM (ahora tiene otro nombre en Francia me parece)y sali llorando a moco tendido de allí, me faltó el canto de un duro para volverme para España...afortunadamente mi marido me convenció para que siguiera con él alli...después de 6 meses de total inversión en francés ,ya me las apañaba bastante bien, al año y medio ya soñaba y pensaba en francés...solo puedo desearte mucho ánimo y que no te des por vencida.

    ResponderEliminar
  9. Mi correo electronico es aldebaran735@hotmail.com

    ResponderEliminar
  10. Hola!!
    Tienes una cosita para recoger en El Armarito de Olivia!!
    http://elarmaritodeolivia.blogspot.com
    Besines!!

    ResponderEliminar
  11. Hola!, yo este año he cambiado mis clases de ingles presencial, por unas a distancia que me están funcionando muy bien. Utilizas una plataforma online y el profe te llama por teléfono para cada sesión de media hora. Estoy contenta porque me quita poco tiempo a la semana, que entre trabajo, niños y otro curso que estoy haciendo, ya no podía con más cosas. No se si te servirá para el francés, el que sigo yo es de: http://www.telelangue.com/es/
    Besos!!
    Pd.: la semana pasada inaguré blog, si te apetece pasarte, me encantaría
    http://blogueandodemivida.blogspot.com

    ResponderEliminar
  12. Hay hija como te entiendo. En mi caso yo no estoy con ningún francés, el francés es mi padre. Él es hijo de emigrantes Sollerics nacido en Francia (Lille) y venido a España cuando estalló la 2ª G.M. con quince años. Mi padre me contaba que los franceses son muy suyos, incluso con los hijos de emigrantes nacidos allí. Que lo de dar facilidades ya en aquella época, como que pocas, y eso que mis abuelos sólo hablaban francés entre ellos, nunca había oido hablar ni mallorquín ni castellano cuando se vino a España. Cuando yo he ido alguna vez de viaje a Francia mi padre me aconsejó que en vez de decir que era española que dijera que era mallorquina. No se cual es el motivo, ni si tiene que ver eso de que Mallorca les suena a vacaciones de verano, pero lo cierto es que en varias ocasiones me encontré con eso decir española y me dejaban tirada, luego añadir lo de Mallorca y se lo pensaban un poco y me daban un cable, cortito pero al menos cable.
    La mejor forma de aprender un idioma es meterte en pleno mercado y salir con la bolsa de la compra llena de lo que quieres, te espabilas a ostias y a todo trapo.
    Suerte, mi padre siempre decía que el francés se parece mucho al mallorquín en muchas construcciones gramaticales, a ver que tal se te dá. Besos

    ResponderEliminar
  13. Gracias por vuestros consejos, ya os contaré los avances.

    ResponderEliminar

Gracias por tus comentarios !!!

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...